Únete a mis redes sociales

23 de enero de 2015

Cómo te ayudan los lácteos a adelgazar...


¡Buenos días preciosas!.

Hace un par de semanas que finalizaron las fiestas navideñas y los villancicos, adornos, luces y turrones han quedado atrás...pero los que si se han quedado con nosotras son los kilos, y la verdad es que una vez que se han instalado en nuestro cuerpo, no es tan fácil eliminarlos ¿verdad?. Se hace necesaria una dieta urgente para eliminarlos, pero sin que repercuta en nuestra salud.



En el mundo de las dietas de adelgazamiento existen un sinfín de leyendas urbanas y se cometen multitud de errores, de los que, en ocasiones, ni siquiera somos conscientes. En nuestra búsqueda del Santo Grial de la pérdida de peso, a veces no somos capaces de identificar lo que perjudica a nuestra salud y a nuestro cuerpo, y en ocasiones eliminamos alimentos que nos otorgan más beneficios de los que creemos.

Actualmente nos encontramos diversas opiniones vertidas por los expertos en nutrición acerca del consumo de lácteos. Unos abogan por ingerirlos, otros por desterrarlos de la dieta, sobre todo en la edad adulta. Lo cierto es que la leche y sus derivados son una fuente ingente de calcio, y es que señoras, parece ser que el calcio adelgaza. Diversas investigaciones han desvelado que el calcio inhibe la formación de grasa y promueve la destrucción de la misma, que se elimina a través de los excrementos. Otros estudios sugieren que el cerebro detecta la falta de calcio en el cuerpo y hace que comamos más para suplir esa deficiencia.


El problema es que normalmente los lácteos son un alimento eliminado de las dietas de adelgazamiento pero ¿por qué?. Simplemente por la grasa que contienen. La solución estriba en consumir lácteos, pero desnatados y sin grasas, los cuales siguen gozando de la misma cantidad de calcio.

Tomar leche y yogures desnatados y descremados, así como consumir quesos frescos, te ayudará a adelgazar o a mantenerte en tu peso, al menos, y además conseguirás regular tu metabolismo. Además, la ingesta de lácteos, que ya hemos dicho que son ricos en calcio, va a a ser determinante en el desarrollo y correcto mantenimiento de nuestro esqueleto y dentadura, y prevendrá enfermedades como la osteoporosis. 



Si eres intolerante a los lácteos o no los digieres con facilidad, o no te gustan, te recomiendo tomarlos sin lactosa, pero si aún así el problema persiste, existen otros alimentos ricos en calcio que no proporcionan demasiadas calorías, como las espinacas, berros, berza, acelgas, brócoli, cebollas, soja, lentejas, anchoas, sardinas, lenguado, vieiras, ostras, fresas, guayabas, manzanas o limón.

Te puedes ayudar de suplementos alimenticios ricos en calcio, pero sólo para acompañar, pues por sí solos no son capaces de aportarnos la cantidad que necesitamos. He de comentaros que fumar, tomar alcohol y mucho café disminuyen la capacidad de absorción del calcio.



Te recomiendo además, si deseas adelgazarbeber mucha agua, porque si el cuerpo se deshidrata, el metabolismo se hace más lento, lo que deriva en una pérdida de peso ralentizada. Por supuesto no te saltes ninguna comida.

Las dietas milagro no existen, lo ideal es llevar un modelo de vida saludable, alimentarnos de forma variada, hacer algo de ejercicio (basta con dar paseos a buen paso o subir y bajar escaleras) y entender que es preferible perder peso de forma lenta y constante, a deshacernos de kilos rápidamente, lo que dará lugar a un efecto rebote.

Como siempre, siempre aconsejo acudir a un experto en  nutrición una vez que hayas decidido perder peso, es el que te ayudará a adelgazar de forma saludable y efectiva.


¿Consumís lácteos?.¿La Navidad os ha regalado unos kilitos de más?.


Como siempre, muchas gracias por estar ahí, leer y/o comentar...

¡¡BESAZOS y nos vemos en las redes sociales!!.