Únete a mis redes sociales

11 de mayo de 2014

De cómo conseguí mi (y el vuestro) Dragon Girl de Nars, y otras historias...

¡¡Buenas noches lindísimas!!.

Nars es una marca adictiva. Sí, casi todas las grandes marcas son adictivas pero creo que hay pocas en la medida en que lo es Nars. También hay pocas en que el impacto visual de sus campañas de colorido y/o maquillaje no deje indiferente a nadie.

Evidentemente hay productos de Nars que no me llaman la atención o que no creo imprescindibles y los que no lo son, realmente tienen un precio no asequible a todos los bolsillos...

Por otro lado tenemos la cuestión del valor de un producto cualquiera, directamente relacionado con su precio. Su exclusividad es inversamente proporcional a la cantidad de producto que se haya circulando en el mercado, y por tanto, su valor (y su precio) aumentan. Recuerdo una mañana en clase de economía, en la que se hablaba de este tema...un vaso de agua en nuestros hogares, es fácil de conseguir y no le otorgamos mucho valor pero cuánto estaríamos dispuestos a pagar por él en caso de que existiera carestía, o nos encontráramos en el desierto?. Evidentemente, mucho más.

Extrapolando esta cuestión a la frívola industria cosmética y del maquillaje (y realmente a cualquiera), cualquier cambio que se pueda producir en el ambiente, cualquier dato o incluso un simple comentario de una presentadora de deportes, chica de famoso portero de fútbol, puede desatar la euforia colectiva y una explosión de ventas que hasta al propio François Nars pilló por sorpresa...una auténtica locura por un labial de su línea Velvet Matte Lip Pencil: DRAGON GIRL.




Muchos dicen que no, que no tuvo nada que ver con la famosa revelación (intencionada o no) y que tan solo fue un problema de stock y distribución pero, en realidad debemos creer esto?.¿Por qué no ha pasado con otros labiales y por qué se sigue fabricando el Dragon Girl a marchas forzadas, independientemente de que sea un color precioso?.

Volviendo a lo de antes, cuanto menos asequible es un producto, más aumentan nuestras ansias de poseerlo. Es así, y no podemos negarlo. Tener el objeto de deseo de muchos, nos hace poderosos y aplaca los vientos de capricho que envuelven nuestra mente.

Algo así sucede con el Dragon Girl, pues hay momentos en que se nublan nuestros sentidos y pagamos lo que problablemente no hubiéramos pagado por el Never Say Never (que por otro lado tampoco es fácil de conseguir y perteneciente a la misma línea).



Yo soy caprichosa, sí, siempre lo he sido, pero no siempre se puede conseguir lo que se quiere...¿o sí?.

 El Dragon Girl se convirtió en mi "busca y captura" particular, un reto en sí mismo, en realidad. ¿Lo conseguiría?. Muchas me habéis preguntado, así que os lo cuento...



Comencé mi búsqueda en los lugares más cercanos para mí (o sea, HQHair y Lookfantastic) y no había manera de que repusieran o de que yo me enterara de que habían repuesto. En estos momentos está disponible en ambos lugares pero por lo que he oído llevan varias semanas sin enviar Nars a España, aunque después de haber oído esto no he vuelto a comprar nada de Nars allí, con lo que tampoco os lo puedo confirmar...podéis intentarlo si queréis, os he dejado el enlace directo arriba...

El siguiente paso era buscar en Kiss and Make Up, dónde también he comprado y no he tenido problemas pero allí también estaba siempre agotado...y sigue estándolo.

No os molestéis en mirar en ASOS, Amazon o Space NK Apothecary...no envían Nars a España.

Llegué incluso a mirar en Ebay pero tampoco me fiaba mucho...En Strwaberry.Net tampoco lo tienen.

Finalmente lo encontré dónde supuestamente debía estar, en la propia web de Nars, pero es que también había oído que allí tampoco se podía encontrar. Por ello, cual fue mi sorpresa cuando entrando en la web a cotillear, lo vi allí, esperándome...Sin dudas, aunque con algo de miedo porque había escuchado de todo respecto a la web de la firma francesa, coloqué dos Dragon Girl en el carrito y realicé la compra...realmente pensé que al día siguiente me dirían por correo que no me los podían enviar, que estaban agotados, que tardarían en enviarme el abono de mi dinero....Pero no, para nada. La compra se realizó un sábado por la mañana y el lunes me enviaron un nº de seguimiento...mi pedido ya estaba en camino y podía ver dónde se encontraba en cada momento!!!. En dos días tenía mi (y el vuestro) Dragon Girl en casita a través de UPS, y no tuve problema alguno ni con la web de Nars ni con la compañía de transporte.




No puedo más que recomendar la web europea de Nars, pues en mi caso, todo ha ido genial y los productos adquiridos me han llegado en fabuloso estado y muy rápidamente. Los gastos de envío son gratis a partir de 50€.

Y después de todo lo que se ha hablado ya del Dragon Girl, ¿qué os podría decir yo?.




El Dragon Girl es un rojo frambuesa, que da un tono precioso a los labios...es mate, al igual que todos los de la gama Velvet Matte y tinta el labio, lo cual me encanta pues no tengo que estar retocándome todo el rato.






No reseca los labios y se desliza muy suavemente sobre ellos y además los define genial. Su contenido es de 2.4grs y su packaging no es retráctil, por lo que hay que sacarle punta y da mucha penita, la verdad. Yo preferiría del tipo del Rich Red de E.L.F, que os enseñé el otro día.



Con luz artificial arriba y luz natural abajo

¿Lo volvería a comprar?. Sí, sin duda. No me arrepiento para nada de haberme hecho con él y seguro que vosotras tampoco (por la parte que os toca jajaja).




Por último recordaros que esta preciada pieza junto a la paleta de sombras Revealed de Coastal Scents se está sorteando en este blog, así que si queréis optar por este super regalo, os podéis apuntar aquí  hasta las 00.00h del 31 de Mayo de 2014 (hora peninsular).





¿Os gusta el Dragon Girl de Nars?.¿Habéis comprado a la web europea de la firma francesa?. ¿Qué os parece su precio?.

Como siempre, muchas gracias por leer y/o comentar...

BESAZOS!!!.