Únete a mis redes sociales

3 de marzo de 2015

Maniobras de Heimlich...o cómo salvar a tu pequeño en caso de atragantamiento.


¡Buenos días bonitas!.

Al hilo de una noticia que leí ayer, he decidido redactar este post para ayudar en la medida de los posible a divulgar unas técnicas de las que quizá hayamos oído hablar pero que muchos no sabríamos llevar a cabo en un momento dado, pese a su sencillez.

La noticia en sí contaba que mis admirados Iker Jiménez y Carmen Porter, a los que conoceréis por el programa "Cuarto Milenio" (sí, soy fan de Cuarto Milenio, pero de eso creo que ya os habíais dado cuenta...) habían salvado la vida de una pequeña de año y medio hacía unos días en El Corte Inglés de Castellana (Madrid). Al parecer la chiquilla se había tragado un objeto que le estaba obstruyendo la respiración y su vida corría peligro. Los padres no sabían qué hacer, pero por suerte se cruzaron ángeles en su camino.








Desde luego es verdaderamente la actitud del matrimonio que conduce "Cuarto Milenio", que demostraron gozar de una calma y una tranquilidad admirables ante el estado de nerviosismo y ansiedad por el que me imagino que debían estar pasando los padres de la niña, que no supieron ayudarla. Lo único que Iker y Carmen llevaron a cabo fueron las maniobras de Heimlich, una técnica de primeros auxilios, también conocida como compresión abdominal subdiafragmática, que se utiliza para expulsar un objeto (sea alimento o no) de la garganta de una persona que se está asfixiando con él. Esta técnica consiste en una compresión firme hacia arriba, justo debajo de las costillas, para expulsar el aire de los pulmones y sacar el objeto.



La noticia me dejó en un principio perpleja, y después bastante preocupada. ¿Hubiera sido capaz de actuar correctamente si le hubiera pasado a mi hijo?. Incluso llegué a sentirme mal conmigo misma por no saber exactamente qué debería hacer en caso de que mi pequeño, que todavía no tiene tres años, se atragantase.

Así que rápidamente me puse a buscar más información sobre el tema pues, después de tal noticia, no podía dejar de intentar saber cómo actuar en caso de que un niño (o adulto) se estuviera atragantando y corriendo riesgo de muerte cerca de mí.

La forma de utilizar la maniobra de Heimlich es distinta dependiendo de si el sujeto es un bebé (0 a 1 año), un niño (considerándolo de 1 a 8 años), o un adulto (aunque las dos últimas no son muy diferentes y realmente sólo hay ligeras variantes en las que prima el sentido común). También se puede realizar en uno mismo o con la ayuda de otra persona. Para realizar estas maniobras, el individuo debe estar consciente, si no es así, un profesional debe hace uso de la reanimación cardiopulmonar (que es diferente en niños y adultos, y por tanto los pasos a dar son distintos).

Es muy importante llamar a los servicios de emergencia incluso cuando exista un leve indicio de que la persona se está ahogando, y especialmente cuando ya se haya realizado la maniobra de Heimlich, ya que las consecuencias de ésta pueden ser considerables aunque el individuo haya expulsado el objeto y respire con normalidad. Siempre hay que llamar a una ambulancia o ir al hospital.



Ante todo es indispensable mantener la calma en caso de que nos demos cuenta de que nuestro pequeño se está ahogando. Hay que situarse por detrás de él, inclinarlo hacia abajo y darle cinco golpes en la mitad de la espalda con la palma de la mano. Después hay que colocar el puño (con el lado del pulgar más cercano a su estómago) dos dedos por encima del ombligo y sujetarla con la otra mano empujándola hacia arriba varias veces. Después repite las cinco palmadas en la espalda y la maniobra de Heimlich hasta que el objeto salga y el niño comience a respirar.



A veces no es necesario haber cursado una carrera de medicina o enfermería para tener unos mínimos conocimientos de primeros auxilios ¿verdad?. Es tan simple como querer aprenderlos. Evidentemente no podemos saberlo todo, pero creo que podríamos hacer un hueco en nuestra mente para estos pequeños conocimientos...

También hay que dar gracias a estupendos profesionales que sienten amor por su profesión, la cual es totalmente vocacional. Pero desgraciadamente existen médicos que no hacen bien su trabajo, que están amargados o con ganas de que salgas de la consulta rápidamente, impuntuales, y que te hablan con demasiada suficiencia o con muy mala educación y muy poco respeto. Si la pediatra de Alma no les hubiera enseñado estas maniobras, Iker y Carmen no hubieran podido salvar una vida. A mí ninguno de los dos pediatras por los que ha pasado mi hijo me las han enseñado (ni el más bruto y maleducado, ni el más profesional y respetuoso).

Cómo las imágenes son mucho más descriptivas que las palabras, os dejo varios vídeos en el que podéis ver cómo debéis llevar a cabo las maniobras de Heimlich en caso de que un bebé o un niño. También os dejo un vídeo acerca de la RCP (reanimación cardiopulmonar) que me ha parecido muy claro y útil en el caso de no ser reanimadores expertos.










Espero que os haya gustado y sido útil la entrada aunque ojalá que nunca tengáis que hacer uso de estas técnicas. Recordad que las maniobras de Heimlich deben utilizarse sólo en caso de ahogamiento o asfixia.

NOTA: Agradeceré todos los comentarios al respecto que los profesionales de la salud que lean esta entrada, quieran realizar.

"La verdadera ignorancia no es la ausencia de conocimientos, sino el hecho de negarse a adquirirlos."

                                                                      KARL POPPER



Como siempre, muchas gracias por estar ahí, leer y/o comentar...

¡¡BESAZOS y nos vemos en las redes sociales!!.